HOGAR PADRE LERCHUNDI

     El Centro de Día es el proyecto principal del Hogar. Se trata de un Centro abierto de 7.30 a 16.30 en el que niños y niñas, escolarizados en la escuela pública marroquí, provenientes de familias desfavorecidas social y económicamente, preferentemente monoparentales, que viven en exclusión social y, en muchos casos, presentan fracaso escolar. Asisten en las horas en las que no tienen clase para comer, ducharse, jugar y recibir apoyo escolar. El objetivo es favorecer el pleno desarrollo de los niños y facilitar la educación en el seno de la familia mediante la atención paraescolar de los niños y oferta de los procesos de educación integral.

     En el Centro de Día se ofrece:

1. Apoyo educativo

2. Educación en valores y en el tiempo libre

3. Campamento de Verano

4. Educación en hábitos de higiene

5. Financiación de gastos sanitarios

6. Servicio de comedor y educación en hábitos alimenticios     

        Además de estos menores, nos dirigimos a sus familias, ya que entendemos que no se puede ayudar a los niños sin colaborar con sus familias en la búsqueda de soluciones para los problemas que les afectan. En este sentido se tienen tres líneas de actuación:

- Trabajo con las familias en general (visitas a domicilio anuales, seguimiento familiar, reuniones periódicas) y en particular con aquellas madres que presentan necesidades especiales y concretas a través del Proyecto de Intervención en el Ámbito Familiar.

- Pago de guarderías para menores entre 2 y 5 años, preferentemente miembros de las familias vinculadas al Hogar, con el objetivo      de ofrecer educación preescolar a los pequeños y permitir que las madres tengan un horario continuo para poder trabajar.

- Promoción Femenina: ayuda en el pago y seguimiento de cursos de formación profesional para chicas jóvenes mayores de 16 años    provenientes de ámbitos de exclusión, sin titulación básica o que hayan abandonado los estudios, preferentemente familiares directas o indirectas de los niños y niñas del Centro de Día.

 El objetivo es trabajar con las familias para conseguir su promoción social y hacerles un seguimiento personalizado, así como detectar necesidades en el seno de la familia e informar, orientar y derivar hacia otros recursos y servicios, en colaboración con otras asociaciones.

 

     Nuestra actuación se basa en:

 

1. Seguimiento familiar

2. Visitas a domicilio

3. Formación de madres

4. Servicio de escucha, apoyo y orientación

5. Capacitación e inserción laboral (trabajo en red con otras asociaciones)

IRFA VISTAHERMOSA

Durante los cursos 2015/2016 y 2016/2017 colaboramos con el proyecto de Formación y capacitación técnica de jóvenes y adultos excluidos del sistema de educación formal en el estado Bolívar, Venezuela, al frente del que esta nuestro amigo Rafael Guerrero Aragón como Coordinador Zonal IRFA en Ciudad Bolívar. El objetivo es promover la formación y capacitación laboral de jóvenes y adultos, que no culminaron su educación básica y/o son excluidos del sistema de educación formal; a través del financiamiento de los participantes en el programa de educación semipresencial y a distancia para jóvenes y adultos, recluidos en el Internado Judicial Vista Hermosa en Ciudad Bolívar, para permitirles culminar sus estudios de educación básica y adquirir competencias y habilidades técnicas para insertarse en el mercado laboral. El proceso de formación y capacitación está apoyado en los módulos y esquemas desarrollados por el Instituto Radiofónico Fe y Alegría de carácter auto-instruccional y el desarrollo de comunidades de aprendizaje.

 

     Privados de libertad en espera del proceso judicial correspondiente. El 80% de los 2000 internos no terminó estudios de educación básica y dentro del recinto penitenciario no tienen alternativas de formación y capacitación laboral para reinsertarse a la sociedad una vez terminado el proceso judicial que enfrentan.

     Este nuevo proyecto nos permió colaborar con Fe y Alegría, Movimiento Internacional de Educación Popular Integral y Promoción Social, cuya acción se dirige fundamentalmente a los sectores empobrecidos y a los excluidos, a fin de potenciar su desarrollo personal y participación social. 
Agrupa a personas en actitud de crecimiento, autocrítica y búsqueda de respuestas a los retos de las necesidades humanas. Es de educación porque promueve la formación de personas conscientes de sus potencialidades y de la realidad, libres y solidarias, abiertas a la trascendencia y protagonistas de su desarrollo. Es popular porque asume la educación como propuesta pedagógica, ética y política de transformación desde y con las comunidades. Es integral porque entiende que la educación abarca a la persona en todas sus dimensiones. Y es de promoción social porque, ante situaciones de injusticia y necesidades de sujetos concretos, se compromete en su superación personal.